Holtrop S.L.P. blog

El riesgo de perder lo aportado es reducido, ya que antes de iniciarse cualquier reclamación en vía administrativa o judicial, se realiza un estudio de viabilidad legal de las circunstancias jurídicamente relevantes de cada caso, para conocer las posibilidades reales de obtener una resolución favorable. Una vez realizado el estudio de viabilidad, se iniciarán únicamente aquellas reclamaciones sobre las que se tiene un alto grado de seguridad respecto a la obtención de una resolución favorable.

Para determinar los factores clave a tener en cuenta en el estudio de viabilidad, partimos en primer lugar de nuestra amplia experiencia en el campo de las energías renovables y del sector eléctrico. A día de hoy contamos con más de diez años de recorrido y ya son más de 2.000 clientes los que confían en nuestros servicios profesionales, orientados siempre a la excelencia jurídica.

En segundo lugar, para mitigar riesgos nos basamos en una serie de criterios objetivos derivados de la ley, así como de la jurisprudencia y la doctrina establecidas en relación a los temas de los litigios. De la jurisprudencia es posible obtener criterios objetivos que permiten evaluar y cuantificar las posibilidades de éxito de cada caso. Bien es cierto que estos criterios no son inamovibles y pueden variar a lo largo del tiempo, por lo que a pesar de que se tenga un alto grado de certeza en la obtención de una resolución favorable, es posible que los criterios jurisprudenciales, o las interpretaciones de la norma, varíen a lo largo del tiempo, lo que puede llevar a sentencias desestimatorias. En cualquier caso la variación de los criterios jurisprudenciales no es algo que ocurra frecuentemente.